10 abril, 2019

7 cosas que aprendemos cuando criamos

la teoria del apego

La sociedad a la que estamos expuestas no contempla la maternidad. Es verdad que se habla de conciliación laboral y de muchas ventajas pero a la hora de la verdad las mujeres, en general, sentimos una gran responsabilidad cuando somos madres y esto hace que no podamos avanzar en nuestros trabajos. En realidad, no pasaría nada si no fuera porque cuando nos dedicamos a criar nos parece que no hacemos nada y en cambio al trabajo le damos mayor valor. Por ejemplo cosas que nos pasan cuando estamos criando:

  1. Cuando nuestra pareja llega a casa y nos pregunta qué hemos hecho, casi siempre nos damos cuenta que tenemos la sensación de no haber hecho nada.
  2. Cuando tenemos que levantarnos a la noche a atender a nuestros hij@os, siempre nos levantamos nosotras porque como ellos tienen que trabajar... como si nuestros días  no fueran también estresantes.
  3. Nos parece que el tiempo que hemos estado criando como no hemos trabajado ni estudiado nada, no hemos avanzado en nuestro curriculum.
  4. Creemos que nuestra pareja va a valorar lo que estamos haciendo y a la primera de cambio te dice algo que te molesta muchísimo, que tiene que ver con la poca valoración de lo que has hecho.
  5. Nos molestan muchas cosas que antes nos parecían una tontería, estamos mas irascibles.

Todas estas cosas influyen en cómo estamos durante el día y todo tiene que ver con lo poco que valoramos nosotras mismas la crianza. Estar con tu bebe las 24 horas del día durante todos los días te enseña muchísimas cosas de las que no somos conscientes. Te nombro algunas cosas:

  1. Te ayuda a parar y a ver lo que eres tú también, a identificar qué sientes en cada momento de esta etapa.
  2. Te abre a una nueva etapa de tu vida.
  3. Te aterriza al cuerpo, herramienta muy importante en el día a día. Aterrizando al cuerpo valoras más lo que sientes por tanto lo que eres.
  4. Te enseña a mirar cada detalle que pasa en la relación madre-bebe. Lo que cada movimiento, lagrima, enojo, sonrisa...suponen para ti.
  5. Te da señales de cómo es tu apego y como fuiste criada tú.
  6. Te da un soporte emocional muy grande, algo que valorarás mucho ya que es un aprendizaje muy grande para tu futura vida.
  7. Aprendes a autoapoyarte, a ver cuales son tus necesidades y a darles respuesta.

Y muchas cosas mas que tienen que ver con conocer a tu bebe. Te da la paciencia de escucha hacia el bebe y conocerlo en cada momento.

Es un momento duro porque todo se para y no estamos acostumbradas pero te animo a que pares, respires y aceptes el momento. Sin pelearte las cosas pueden llegar a ser mucho mas agradables. 

Apúntate a mi curso " "Apoyo emocional a madres en etapa de post parto".